Tratamiento sobre dependencia emocional | Gadex | Sabadell, Terrassa, Sant Cugat

Dependencia Emocional

  • Concepto
  • Características de la persona dependiente emocional
  • Características de la persona/s escogida/s
  • Fases de la relación
  • ¿Qué puede causar una dependencia emocional?Intervención  

1. CONCEPTO

La dependencia puede definirse como? estar subordinado a una persona o cosa?. Encontramos multitud de formas de dependencia: dependencia económica, dependencia a algún tipo de sustancia (alcohol, cocaína, tabaco, etc.), dependencia al entorno o dependencia a una persona, entre otros.

Específicamente, cuando existe dependencia en la vida afectiva, hablamos de dependencia emocional.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional puede definirse como un trastorno de la personalidad dentro de las dependencias afectivas, o bien, como un trastorno adictivo, siendo la relación con alguna/s personas el objeto de adicción.

De un modo general, puede describirse como:

El temor a la soledad y la excesiva necesidad de afecto que una persona siente hacia otra/s, debido al intento de satisfacer necesidades emocionales mediante relaciones interpersonales muy estrechas.

-La incidencia de este trastorno ronda el 10% entre población adulta. -Es más frecuente en mujeres (75%), debido a que éstas, por protocolos sociales como por su propia   naturaleza, suelen tener una mayor empatía y una tendencia a la vinculación afectiva. En cambio, la desvinculación afectiva y el individualismo suele ser más común en el caso de los hombres. Esto no significa que los hombres estén exentos de padecer dependencia emocional. -Un gran número de personas con dependencia emocional suelen ser víctimas de maltratos violencia doméstica.

2. CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA DEPENDIENTE EMOCIONAL

Algunas de las características que pueden definir a las personas con dependencia emocional son:

Área de las relaciones:

  • Son personas susceptibles de establecer relaciones patológicas y gravemente desequilibradas. Suelen repetir los mismos patrones en sus diferentes relaciones
  • Sumisión hacia el otro
  • Subordinación a las necesidades del otro
  • Idealización del otro
  • Tienen necesidad extrema del otro
  • Buscan acceso constante a la persona
  • Asumen el sistema de creencias del otro
  • Consideran al otro como el centro de su existencia, de manera que sus problemas, gustos e inquietudes suelen pasar a un segundo plano
  • Suelen presentar un tipo de apego ?ansioso? hacia el otro, tienen miedo a no ser queridos
  • Intenso temor a ser abandonados y pánico ante la ruptura
  • Ante una ruptura, es probable que manifiesten trastornos mentales, que nieguen la situación y que presenten continuos intentos y exhortaciones para reanudar la relación
  • A pesar del sufrimiento ante la ruptura, éste puede desaparecer de repente cuando aparece otra persona que cubre sus necesidades afectivas
  • Cuando termina una relación, buscan otro relación que les proporcione el cuidado y el apoyo que necesitan

Área de estado anímico

  • Suelen tener un estado de ánimo negativo
  • Son pesimistas e inseguros
  • Baja autoestima y pobre autoconcepto
  • Tendencia al nerviosismo
  • Trastornos depresivos
  • Trastornos obsesivos
  • Miedo e intolerancia a la soledad

Área de las relaciones interpersonales

  • Necesidad de agradar y de aprobación de los demás
  • En vez de construir su propia autoestima, buscan la opinión de otros para obtenerla.
  • Sufren temor a que lo que digan o hagan pueda ofender a alguien, y suelen evitar los desacuerdos para no ser rechazados.
  • Anteponen las necesidades, deseos y demandas de los demás a las suyas propias.
  • Dificultades para decir NO.
  • Tienen déficits de habilidades sociales. Sus relaciones sociales suelen limitarse a pocas personas

3. CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA/S ESCOGIDA/S

  • Poseen un alto concepto de sí mismos y una exagerada autoestima
  • Tienen una autoconfianza y seguridad en sí mismos excesiva
  • Se auto-idealizan, creen que poseen privilegios y habilidades fuera de lo común
  • Ocupan posiciones emocionalmente superiores a la autoestima de la persona dependiente
  • Tienen un alto grado de narcisismo, que se contrapone a la baja autoestima de los dependientes, por eso se produce esa idealización y fascinación.
  • Suelen ser manipuladores y explotadores
  • Buscan una posición dominante en la relación, adoptando las personas dependientes la posición subordinada
  • Buscan ser admirados, y los dependientes lo hacen, ignorando sus defectos y ensalzando sus virtudes. También, suelen aceptar sus desprecios, humillación, etc.
  • Suelen ser personas incapacitadas para querer y egoístas
  • Son fríos emocionalmente.
  • Suelen desvalorizar y devaluar a los demás

4. FASES DE LA RELACIÓN

En las relaciones que establecen las personas dependientes emocionales, suelen repetirse las mismas fases, creándose unos patrones de relación.

  • Fase 1: El inicio de la relación suele caracterizarse por un estado de euforia
  • Fase 2: se caracteriza por la subordinación, sumisión e idealización hacia el otro, que se convierte en el centro de todo
  • Fase 3: se produce el deterioro de la relación con un desequilibrio extremo. El tiempo ha ido aumentando el malestar, las emociones de amenaza (temor constante a la pérdida), la obsesión, los comportamientos de control excesivo y la constante necesidad del otro.
  • Fase 4: aparecen relaciones de transición, para evitar la soledad
  • Fase 5: se vuelve a iniciar el ciclo. Otra persona con el perfil adecuado, es decir, a la cual poder idealizar, es encontrada para formar otra relación desequilibrada

5. ¿QUÉ PUEDE CAUSAR UNA DEPENDENCIA EMOCIONAL?

Los factores causales de la dependencia emocional son extensos y complejos. Sin embargo, podemos destacar: La carencia temprana de afecto: puede ser que las primeras experiencias afectivas hayan sido frustrantes, insatisfactorias, humilladoras, menospreciadoras, etc., y aunque siempre han anhelado ser queridos y valorados nunca lo han podido experimentar. Estas primeras experiencias han ido creando unos esquemas cognitivos y emocionales:

  • Pobre autoconcepto
  • Aprendizaje de la sumisión como estrategia (para evitar el abandono, el rechazo y para obtener seguridad y protección)
  • La idealización y admiración en lugar de intercambio recíproco de afecto

El mantenimiento de la vinculación emocional hacia las relaciones y personas que han sido insatisfactorias.

6. INTERVENCIÓN

La intervención en los casos de dependencia emocional se centra en analizar y mejorar las áreas más importantes de la persona que puedan estar afectadas, como  la interpersonal y la afectiva. El tratamiento suele centrarse en:

  • La evaluación adecuada del problema
  • Dimensionar el problema y que la persona vaya tomando conciencia de éste
  • Tratamiento de los patrones vinculares: reestructuración de las pautas de interacción disfuncionales
  • Abordaje de la posible sintomatología existente: trastornos depresivos y ansiosos, baja autoestima y pobre autoconcepto, trastornos obsesivos, abuso de sustancias, etc.

Por último, cabe destacar que existen multitud de señales que pueden advertir, que quizás es necesario un replanteamiento sobre la forma de enfocar las relaciones. Ser conscientes de ello, es el primer paso que puede ayudar.