FOBIAS, fobia social, miedos | Gadex | Sabadell, Terrassa, Sant Cugat

Fobias

¿Qué es una fobia?

Una fobia es un temor persistente e identificable que resulta excesivo o irracional y que se desencadena por la presencia o la anticipación de un objeto o una situación específica.

Las personas que sufren una o más fobias experimentan una ansiedad constante cuando están expuestas al objeto o la situación específica. Entre las fobias comunes se incluyen el temor a los animales, la sangre, las alturas, los espacios cerrados o el vuelo. El temor identificado debe durar al menos seis meses para ser considerado una fobia y no un temor transitorio. Los tipos de fobias que se observan con más frecuencia incluyen:

fobia específica – ansiedad asociada con un objeto o una situación específica. El objeto o la situación fóbica se evita, se anticipa con temor o se vive con ansiedad extrema, al extremo de interferir con las rutinas y las actividades normales.

trastorno de pánico con o sin agorafobia – período inesperado e imprevisible de temor o malestar intenso acompañado de falta de aire, mareo, aturdimiento, temblor, temor a perder el control y un aumento en la frecuencia cardíaca (denominado ataque de pánico). Los síntomas pueden prolongarse varias horas, pero generalmente alcanzan su punto máximo después de 10 minutos. La agorafobia se define como un temor a los espacios abiertos, por ejemplo a estar fuera o salir solo, relacionado con una o más fobias o con el temor de sufrir un ataque de pánico.

fobia social – temor a una o más situaciones sociales o públicas en un ambiente apropiado para la edad, con otros individuos del mismo grupo etáreo (por ejemplo, una representación escolar, un recital, un discurso o presentación frente a un público).

mutismo selectivo – incapacidad para hablar en situaciones sociales específicas

¿Cuáles son las causas de las fobias? Las investigaciones indican que existen factores genéticos y ambientales que contribuyen a la aparición de fobias. Las fobias específicas se asocian con un primer encuentro aterrador con el objeto o la situación que las provoca. No obstante, aún resta saber si esta exposición inicial que condiciona el comportamiento posterior es un factor necesario o si las fobias pueden desarrollarse en personas genéticamente predispuestas.

¿A quiénes afectan las fobias? Los trastornos de ansiedad son comunes a todas las edades. Se calcula que un 9% de la población sufren de fobias.

¿Cuáles son los síntomas que se observan?

Los siguientes son los síntomas más comunes que pueden aparecer: Cuando alguien se ve expuesto, o anticipa la exposición, a un objeto o una situación específica que le produce temor o ansiedad intensa. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • sudor
  • temblor o estremecimiento
  • dificultad para respirar
  • sensación de atragantamiento
  • dolor o molestias en el tórax
  • malestar estomacal
  • sensación de mareo o desmayo
  • temor a perder el control o enloquecer
  • temor a morir
  • aturdimiento
  • escalofríos o calores súbitos

En los ataques de pánico, se deben producir al menos cuatro de los síntomas enumerados anteriormente con o sin una causa conocida e identificable. Los síntomas de una fobia pueden parecerse a los de otros trastornos médicos o problemas psicológicos

¿Cómo se diagnostican las fobias? Un profesional de la salud mental cualificado, normalmente diagnostica los trastornos de ansiedad a partir de una evaluación psicológica completa. Los padres que advierten signos de ansiedad severa en sus niños o hijos adolescentes pueden ayudar buscando una evaluación y un tratamiento precoces. El tratamiento precoz puede prevenir problemas futuros. Sin embargo, el trastorno de pánico puede ser difícil de diagnosticar en niños y adolescentes y tal vez sea necesario hacer varias evaluaciones y pruebas en diversos ambientes.

Tratamiento para las fobias:

El tratamiento específico para las fobias será determinado por el profesional basándose en lo siguiente:

  • la edad
  • la gravedad de los síntomas
  • el tipo de fobia
  • la tolerancia a determinados medicamentos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia

Las fobias, al igual que otros trastornos de ansiedad, pueden ser tratadas eficazmente. El tratamiento siempre se debe basar en una evaluación integral.

Las recomendaciones de tratamiento pueden incluir, entre otras, terapia individual o psicoterapia analítica o conductual  (concentrada en ayudarlo a aprender nuevas formas de controlar la ansiedad y los ataques de pánico cuando/si ocurren),

Algunos Pacientes también pueden beneficiarse del tratamiento con medicamentos, específicamente, medicamentos que detengan la aparición de los ataques de pánico.

Prevención de las fobias:

Hasta el momento, no se conocen medidas preventivas que permitan reducir la incidencia de las fobias. Sin embargo, la detección e intervención precoces pueden reducir la gravedad de los síntomas, estimular el crecimiento y el desarrollo normal.