ANORGASMIA Terapia Sexual | Gadex | Sabadell, Terrassa, Sant Cugat

Anorgasmia

TRASTORNO DEL  ORGASMO  (ANORGASMIA)

El trastorno del orgasmo o anorgasmia es la ausencia o inhibición del  orgasmo y cuando esto ocurre de forma persistente o recurrente después de una fase de excitación normal.

La anorgasmia es la incapacidad para llegar al orgasmo aun cuando se está recibiendo la estimulación adecuada, o exista gran deseo sexual y/o las condiciones medioambientales sean las apropiadas para ello. Según el manual de diagnóstico de enfermedades mentales, el trastorno del orgasmo es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo después de una fase de excitación normal (tanto en duración como en intensidad).

Para su diagnóstico debemos tener en cuenta diversos factores como la edad, la experiencia sexual y la intensidad y la duración de la estimulación erótica recibida.

Las mujeres presentan una amplia variabilidad en el tipo e intensidad de estimulación que conduce al orgasmo. Como en otras disfunciones sexuales también produce malestar psíquico y problemas en las relaciones interpersonales.

El trastorno puede ser primario cuando la persona nunca ha conseguido el orgasmo, o secundario cuando éste aparece tras un periodo de respuesta normal.

Cuando no es possible alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones o condiciones hablamos de anorgasmia situacional (como por ejemplo alcanzar o no el orgasmo según la pareja, o según el método de estimulación utilizado) Un tipo de anorgasmia situacional muy frecuente es la anorgasmia coital, en que resulta imposible  conseguir el orgasmo durante el coito, pero se consigue con otros tipos de actividad sexual (caricias, estimulación directa del clítoris, masturbación, etc.).

Cuando la mujer aprende a alcanzar el orgasmo, generalmente no pierde esta capacidad a menos que exista una pobre comunicación sexual, un conflicto en la relación, una experiencia traumática, una alteración del ánimo o un trastorno físico.

Trastorno del orgasmo femenino

El orgasmo femenino es la culminación refleja de la excitación, manifestada por contracciones rítmicas de la pared vaginal y la descarga de la tensión muscular acompañada de niveles variables de placer.

Alcanzarlo regularmente se asocia a una elevada autoestima, autoconfianza y deseo de aumentar la actividad sexual.

Existen grandes diferencias individuales en la respuesta femenina. Se han descrito diferentes estadios (Kaplan) en los que, en un extremo encontraríamos aquella mujer que puede alcanzar el orgasmo sólo con sus fantasías eróticas y en el otro extremo estaría la mujer que sólo lo consigue mediante estimulación continua e intensa durante unas horas. La mayoría de las mujeres se encuentra en un punto medio de estas fases, logrando el orgasmo a través de la estimulación directa del clítoris, o indirecta a través del coito.

La existencia de una dificultad en la capacidad de alcanzar el orgasmo en la mujer puede alterar la autoimagen corporal, la autoestima y la satisfacción en las relaciones. En la actualidad la mujer reivindica su papel activo en la sexualidad, su necesidad, y su derecho al placer sexual, facilitando que se consulte y trate cada vez más por este motivo.

Los datos epidemiológicos en la población general indican que entre un 16%-30% de las mujeres padece este trastorno. Un 50% de las mujeres de la población general es incapaz de experimentar un orgasmo a través de la estimulación coital; en cambio, la mayoría de las mujeres puede alcanzar el orgasmo con la estimulación del clítoris.

Cuando una mujer responde a la estimulación del clítoris no coital pero no es capaz de alcanzar el orgasmo durante el coito requiere una exploración sexológica cuidadosa, para juzgar si la incapacidad para el orgasmo coital es una variación normal de la respuesta o si es debida a psicopatología individual o interpersonal.

¿Qué provoca la anorgasmia femenina?

El orgasmo femenino es un proceso complejo que tiene componentes biológicos, psicológicos y sociales. Su disfunción se relaciona con el desconocimiento de la propia anatomía y la función genital, en particular, del clítoris y de la eficacia de la estimulación. La estimulación directa del clítoris y de la zona de alrededor puede dar lugar a un orgasmo sin penetración (esto es lo que ocurre con la masturbación).

Las principales causas de anorgasmia son de naturaleza psicógena. Los motivos que la producen son:

Causas conductuales: la estimulación insuficiente del clítoris (respecto al umbral orgásmico de cada mujer)

Entre las causas psicológicas, los factores más frecuentes son:

La autovigilancia durante la relación sexual.

La ansiedad asociada a la expectativa del orgasmo y el intento de controlarlo.

Sentimientos de culpabilidad (creencias erróneas sobre el derecho de experimentar placer)

Dudas sobre los sentimientos hacia la pareja

Baja autoestima o mala imagen de una misma.

Otras causas: suceso traumático (abusos sexuales, violación), trastornos del estado de ánimo o una patología médica.

Existen causas fisiológicas como son los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, el climaterio o la vejez.

Puede existir anorgasmia inducida por sustancias o fármacos (como las benzodiacepinas, antidepresivos y antihipertensivos)

Tratamiento

  • Terapia sexual            
  • Psicoterapia (conductual, analítica?)            
  • Reestructuración cognitiva. Identificar, analizar y modificar las interpretaciones o pensamientos erróneos.
  • ¿Cómo evoluciona? Si se combinan las diferentes terapias (teniendo en cuenta la causa de la disfunción) un 82% responde al tratamiento durante el primer año en el caso de las anorgasmias primarias y un 76% en las anorgasmias secundarias.