¿Cómo saber si tengo un trastorno sexual?

¿Cómo saber si tengo un trastorno sexual?

En la actualidad, gracias a que la sexualidad es concebida como un ámbito importante de la vida de cualquier ser humano y no un tabú, más personas sienten la libertad de explorar sanamente su propia sexualidad. Sin embargo hay personas que no pueden disfrutar libremente su sexualidad, al contrario, el contacto sexual puede suponer una verdadera tortura ya que experimentan grandes inconvenientes de todo tipo.

Si algunas veces has sentido incomodidad o bajo deseo sexual, puede ser normal, no obstante cuando comienzan a aparecer conductas fuera de lo común que se extienden por largos periodos de tiempo, puedes estar atravesando algún problema sexual y lo más recomendable es buscar un poco de orientación con un profesional. Lo más importante es detectar el problema y conseguir la ayuda adecuada.

Si estás preguntándote en estos momentos: ¿Cómo saber si tengo un trastorno sexual?, en Gadex hablaremos un poco sobre estos trastornos.

¿Cómo saber si tengo un trastorno sexual?

Para comenzar, es importante saber que existen dos tipos de trastornos sexuales, las parafilias y las disfunciones sexuales. Nos concentraremos en las disfunciones sexuales más frecuentes en hombres y mujeres. Recuerda, sólo un profesional de la salud mental podrá realizar un diagnóstico válido, por lo tanto en caso de considerar que algo va mal, recomendamos acudir a algún psicólogo en Sabadell gadex.es o en cualquier ciudad de país.

Trastornos sexuales más comunes en las mujeres:

Anorgasmia:

Suele ser el motivo de consulta más habitual por parte de las mujeres, aunque también puede presentarse en hombres. Es un trastorno del orgasmo que puede llegar a imposibilitar al paciente a tener un clímax, puede ser desesperante y un poco aterrador, sin embargo la terapia ayuda mucho en estos casos. En ocasiones el problema puede originarse en la vergüenza o la tensión que siente el paciente en situaciones sexuales.

Vaginismo:

Otra trastorno muy común y razón de consulta ginecología muy frecuente, aunque generalmente no está relacionado con factores fisiológicos, sino mentales. Se trata de la contracción involuntaria de los músculos vaginales, haciendo difícil o imposible la penetración. El vaginismo está muy relacionado con la Dispareunia, otro trastorno sexual femenino, en la que la penetración resulta dolorosa y difícil.

Trastornos sexuales más comunes en los hombres:

Eyaculación precoz:

Probablemente la más común en los hombres, se caracteriza por la incapacidad de controlar el momento en el que van a eyacular. Para los hombres, este trastorno suele ser motivo de vergüenza y sólo acuden a terapia cuando no pueden sobrellevarlo más, sin embargo con terapia es posible mejorar la eyaculación precoz y recuperar la capacidad de controlar el impulso.

Eyaculación retardada:

Directamente contraria a la eyaculación precoz, en este caso el problema es el tiempo excesivo que le toma al paciente lograr eyacular. Aunque puede ser considerado como algo positivo, con tiempo se vuelve un serio problema y es motivo de mucha desesperación y angustia.

Conclusión:

Existen muchos otros trastornos sexuales relacionados con la disfuncionalidad, es positivo informarse bien sobre el tema y descubrir que no debemos sentirnos avergonzados por nuestros problemas, debemos buscar ayuda capaz que nos guíen hacia las soluciones.